Azúcar, una droga peligrosa

Azúcar, una droga peligrosa

El azúcar, la droga legal más peligrosa.

¿Es el azúcar una droga autorizada? Para muchos profesionales de la salud la respuesta es que sí,

tal como lo explican en el documental que se emitió hace unos meses en el programa de TVE La Noche Temática, titulado Sobredosis de azúcarOs recomendamos verlo.  Aunque pueda parecer exagerado que hablen del azúcar como de un veneno, hay que tener en cuenta la desinformación que tenemos sobre este ‘inocente’ producto.

¿Cuántas personas son conscientes del azúcar oculto que hay los alimentos que consume habitualmente? ¿Quién conoce todo el azúcar que consume a diario? ¿Sabe la población cómo afecta el consumo habitual de azúcar?

Sabemos los límites en el consumo de sal que nos recomienda la OMS, pero ¿y de azúcar? Deberíamos saberlo, pues

el azúcar no sólo engorda (el azúcar refinado son calorías vacías que no aportan ni un solo nutriente), sino que está lejos de ser tan inofensivo como la mayoría de personas piensan. 

Esta semana se publicaron nuevos resultados de un estudio que concluía que

el consumo de azúcar es tóxico incluso en cantidades ‘seguras’.

Se habla de los azúcares añadidos a los alimentos, no de los azúcares naturales que contienen, por ejemplo, las frutas.

Sirva esto como apoyo a lo que comentábamos ayer en el post Aumenta el consumo de pan… y de dulces envasados. ¿Es normal la indiferencia mostrada por el MAGRAMA?

El estudio realizado por científicos e investigadores de la Universidad de Utah (EEUU), y publicado en la revista Nature, sometió a ratones de laboratorio a una dieta experimental en la que un 25% de energía procedía de azúcares añadidos. En la dieta humana esto representaría una dieta normal y saludable con el añadido de tres latas de bebidas gaseosas y azucaradas. Es momento de recordar el vídeo de la campaña contra las bebidas azucaradas ¿A que no te comerías 16 paquetes de azúcar? Entonces, ¿por qué te los bebes?

Los resultados fueron una mayor mortalidad de las hembras (hasta el doble) y disminución de la reproducción y de la protección del territorio de los varones. Los investigadores consideran que los niveles relativamente bajos de consumo de azúcar añadido tienen efectos negativos sobre la supervivencia de los ratones, y que se pueden extrapolar, que los niveles de consumo de azúcar hasta ahora considerados seguros, afectan a la salud de los mamíferos. 

A pesar de que se deban seguir realizando estudios que definan cómo afecta el azúcar en la salud humana, debemos ser conscientes de lo que se sabe hasta el momento. Se debe bajar el listón que teníamos sobre el ‘exceso de azúcar’, y deberemos revisar nuestro ‘consumo con moderación de productos con azúcares añadidos’ para no tener una sobredosis de azúcar.

El azúcar es tan adictivo como la cocaína, así nos lo muestran en el documental con la investigación realizada en ratones por Serge Ahmed del Centro Nacional de Investigación Científica de Francia.

Los ratones podían acceder a la cocaína líquida o a una solución de azúcar y agua, y ésta última era su elección.

Otros científicos han corroborado estos datos. Afirman que con el consumo de azúcar se activa la zona de recompensa del cerebro; es decir,

con cada consumo de azúcar se libera dopamina, tal y como actúan las drogas.

Azúcar, grasa y una pizca de sal es la fórmula que hace que se ilumine la zona del placer del cerebro...

Sabiendo esto, la industria se ha dedicado a añadir azúcar a todo.

Es la forma de que los consumidores coman de todo, no sólo en productos dulces, sino en cualquier producto preparado; y, por supuesto, en las bebidas.

Conocemos a Philip James, Exdirector Técnico de Nutrición de la OMS. La Organización Mundial de la Salud le solicitó que estableciera los límites mínimos y máximos de azúcar para las diferentes categorías de alimentos. Escribió el libro Dieta, Nutrición y Prevención de enfermedades crónicas,

un trabajo que no gustó mucho a la industria, entre otras cosas, por el mensaje de que la sociedad no necesita consumir nada de azúcar.

Así,

estableció los límites mínimos de energía en forma de azúcar en un 0% y los límites máximos en un 10%. 

Tiempo después relacionó el azúcar con la obesidad. ¿Nos sorprende que el Ministro de Sanidad estadounidense acudiera a la OMS para decir que el informe del doctor James sólo decía disparates? A estas alturas creemos que no, que todos conocemos muy bien los intereses de los políticos.

Aunque ya os hemos recomendado ver el vídeo completo, insistimos, nos dejan perplejos distintas informaciones, como la conferencia sobre la diabetes realizada por Kraft Foods, en la que invitan a científicos y médicos. No perdáis detalle de la ‘entrevista’ de la reportera al médico y el comportamiento del director de nutrición de Kraft. ¿Qué cara puede poner cuando la reportera relata el contenido de azúcar de sus galletas? Todas rondan el 50%, e incluso lo superan. A esta cita habían invitado a políticos, pero al saber que iba a acudir la televisión, se retiraron las invitaciones.

El resumen de la cuestión es el siguiente: Para influir a los diputados de la asamblea internacional hay que ser creíble,

empresas como Kraft Foods tejen vínculos con médicos nutricionistas; gracias a esa alianza consiguen credibilidad para captar la atención de los diputados con la esperanza de que realicen una legislación favorable para la industria,

como vimos antes que hizo un ministro de salud de Estados Unidos.

Lo que hacen en Francia tampoco tiene nombre.

No están educando a los niños en gastronomía, están abriéndoles las puertas para que se conviertan en adictos al azúcar, una droga que afecta a todos y con libre acceso a la población mas joven.

FUENTE: Gastronomíaycia.