Medicina

  • ¿Son las vacunas, como dice Bill Gates, un "milagro" y una "excelente inversión" contra las enfermedades o un desastre para la salud?

    Las vacunas, ¿son un "milagro" contra las enfermedades y una "inversión fantástica", o un desastre para la salud infantil?

  • Los probióticos son una buena herramienta preventiva y terapéutica para la inflacaión intestinal.

    Los probióticos pueden ser una buena herramienta para prevenir o tratar tumores y enfermedad inflamatoria del intestino.

  • Los dentistas deberían dejar de usar amalgamas antes de que sea prohibido.

    ONG europeas urgen a los dentistas para que dejen de usar inmediatamente el mercurio en los empastes.

  • Los tintes tóxicos de los tatuajes viajan por el organismo y se detectan en los ganglios.

    Los agentes tóxicos de la tinta de los tatuajes "viajan" por el organismo y se detectan en los ganglios linfáticos.

  • La obesidad tiene una relación directa con diversos tipos de cáncer.

    La obesidad causa cáncer de mama, colon, próstata, útero y riñón; y se conoce ya el modo en que lo produce.

  • Los médicos no tienen conciencia de lo cruel e inhumana que se ha vuelto la medicina especializada.

    Se ha impuesto una medicina cruel y despiadada, sin conciencia de sus límites, en trato, diagnósticos y tratamientos.

  • Las vacunas ni son tan eficaces ni tan inofensivas como nos quieren hacer creer.

    La Medicina confía en vacunas y fármacos, y desconfía de la capacidad autocurativa del cuerpo humano.

  • Muchos descubrimientos científicos han sido fruto de accidentes: es el caso de las lentes intraoculares.

    El oftalmólogo británico, Dr. Ridley, inventó en 1949 las lentes intraoculares al observar a pilotos de guerra heridos.

  • Glucosa e insulina en ayunas, fundamentales para prescribir una dieta de adelgazamiento personalizada.

    La glucosa y la insulina en ayunas son determinantes del éxito de la pérdida de peso en una dieta de adelgazamiento.

  • Javier Espinosa, oncólogo en el Hospital de Ciudad Real.

    La alimentación convencional va "a años luz" por delante del tabaco como causa de cáncer.

Páginas