El daño que hacen los médicos

El daño que hacen los médicos

El Dr. Otis Brawley, describe en un libro el daño que hacen los médicos y la medicina en los EEUU.

La marea está cambiando.

Cuando antes era inaudito que se cuestionara la opinión de un médico,

los pacientes de hoy obtienen una segunda y tercera opinión, buscan atención alternativa a la oficial, y ensayan soluciones naturales y orgánicas para sus problemas de salud.

Y ahora el sistema médico está siendo desafiado nada menos que por el Director Médico, Jefe Científico y Vicepresidente Ejecutivo de la Sociedad Americana del Cáncer.

De qué modo hacemos daño los médicos

"Cómo hacemos daño. Un doctor rompe las reglas sobre lo que pasa con los enfermos en EEUU". El autor, Dr. Otis Webb Brawley,

expone el lado desagradable de la medicina, esas cosas que escuchamos, sospechamos y experimentamos, y que erosionan nuestra confianza en el tratamiento médico convencional.

El Dr. Brawley nos impresiona con estadísticas.

Los estadounidenses sufren y mueren por causas evitables.

Estados Unidos gasta 1,5 veces más por persona en atención médica que cualquier otro país; sin embargo, ocupa el 50 ° lugar en esperanza de vida y el 47 ° en mortalidad infantil.

Él culpa a los tratamientos innecesarios y no probados, por falta de conocimiento científico y el atractivo financiero de apoyar a las compañías farmacéuticas, los fabricantes médicos y los objetivos financieros de los hospitales.

Es una lástima.

La declaración más importante que hace el Dr. Brawley es que

la atención médica se centra más en el tratamiento de la enfermedad que en la promoción de la salud y la prevención de las enfermedades.

La enfermedad y la seguridad laboral es un gran negocio 

Después de todo,

la enfermedad, sin mencionar la seguridad laboral, es un gran negocio para todos los que viven de ellas.

"La triada de la obesidad, la falta de actividad física y la ingesta alta de calorías (mala alimentación) está creando un tsunami de enfermedades crónicas. Si el sistema persiste como está, los costos médicos crecerán dramáticamente en las próximas décadas a medida que el número de pacientes con diabetes , las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y las lesiones ortopédicas crecen dramáticamente "

Estados Unidos se centra en la refinanciación de la asistencia médica, no en la reforma de la atención médica.

El sistema médico está llevando a la quiebra a la economía: EE. UU. gasta el 18% de su dinero en medicamentos.

El costo promedio de una póliza de seguro de salud para una familia de cuatro es de 19.400 $ por año. Gran parte de ese costo lo asume la propia familia, ya que los beneficios de atención médica se vuelven demasiado costosos para el empleador. 

En Canadá, el gobierno gasta alrededor de dos tercios de esa cantidad proporcionando atención médica, y los ciudadanos se quejan de que sus necesidades de atención médica no se están cumpliendo. Y

gran parte de ese dinero se gasta en tratamientos innecesarios y con frecuencia no probados. 

Los consumidores de atención médica tienen todos los motivos para estar enfadados.

Los costos son insostenibles, y lo más importante, el bienestar de todos los canadienses y estadounidenses está en peligro.

Hace treinta y cinco años, el senador George McGovern criticó la guerra contra el cáncer y

dijo que los mil millones de dólares anuales provistos por el gobierno estaban siendo malgastados en el tratamiento y deberían estar dirigidos a la prevención.  

"¿Cómo se puede afirmar la relación vital entre la dieta y el cáncer y luego presentar un presupuesto preliminar que solo asigna un poco más del 1% de los fondos del Instituto Nacional del Cáncer a este problema?"

Esta declaración fue hecha por el Senador McGovern en el Comité Selecto de Nutrición y Necesidades Humanas de los Estados Unidos en 1976.

Estudio tras estudio muestra que una buena mayoría de los cánceres se pueden prevenir a través del estilo de vida.

El gasto invertido, del 1 al 10%, en prevención, dando el resto para el tratamiento, necesita ser rectificado.

El Dr. Brawley no es el primer médico prominente en desafiar el sistema, aunque probablemente expone mejor su caso en el título de su libro "Cómo perjudicamos" que otros que lo han precedido.

Él también está dando a conocer sus pensamientos al servir en puestos clave de liderazgo en su industria. Cuando la comunidad médica comienza a tener una visión real y honesta de sí misma, quienes nos hemos movido a una forma más holística y natural de preservar la salud nos sentimos animados.

¿Qué podemos aprender de todo esto?

Asuma la responsabilidad de su propia salud.

Lea, investigue y desconfíe de lo que le han dicho.

Busque información sobre lo que puede hacer para maximizar su potencial de salud continua y gozar de una larga vida.

La nutrición de calidad, la reducción del estrés, el aumento de la forma física, minimizar las toxinas y abastecerse al máximo de coraje son los cinco elementos esenciales que optimizarán su salud.

Puede vivir una vida plena, libre de enfermedades y molestias.

Tome decisiones sabias y documentadas.

Lo que hace tiempo solo podía oír en las tienda de alimentos saludables, ya no es un secreto.

Pero

el cuidado de la salud, y su salud misma, sólo cambiarán si hace algo para cambiarlos.

Aunque no siempre es fácil salir del molde de la medicina convencional,

salir de su zona de comodidad puede que sea lo único que debe hacer para salvar su propia vida.

AUTOR: Dr. B. J. Hardick. FUENTE: How Doctors Do Harm. TRADUCCIÓN: jna.

Etiquetas: 
obesidad, cáncer, diabetes, dieta, industria, fármacos