Futuro de los alimentos ecológicos

Futuro de los alimentos ecológicos

Alimentos orgánicos.

“Orgánica 3.0 es una campaña de relanzamiento del consumo de alimentos de origen ecológico, de acuerdo con un documento de trabajo reciente publicado por la Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica (IFOAM), que tiende a que haya una agricultura, una producción y un consumo realmente sostenibles, generalizados y responsables.”

Antecedentes

A partir de la fase de la agricultura orgánica que comenzó en el siglo 20 (denominada Orgánica 1.0), pasando por la aceptación de la regulación industrial y la certificación de los productos iniciada en la década de 1970 hasta la actualidad (llamada Orgánica 2.0), el movimiento hacia sistemas alimentarios sostenibles ha tenido un éxito y un crecimiento considerables.

En 2015, 82 países habían implementado normativas con respecto a los alimentos orgánicos, su certificación y la toma de conciencia de su consumo y el mercado mundial de alimentos orgánicos se valoró en más de 100 mil millones de euros.

A pesar de estos logros, la agricultura orgánica actualmente representa menos del 1 por ciento de la producción mundial de alimentos. El informe IFOAM argumenta que el mundo debe entrar ahora en una nueva etapa bautizada como Orgánica 3.0, que la que debe abordar y resolver las deficiencias del movimiento actual.

El objetivo final de Orgánica 3.0 es impulsar la agricultura ecológica fuera de su actual papel de "nicho", con el fin de lograr una aceptación más generalizada de este tipo de alimentos y un control metódico a lo largo de todos los pasos de la cadena de suministro.

Orgánica 3.0 propone un esfuerzo global que se orienta a que la comida de origen ecológico logre un posicionamiento fundamental como un sistema moderno e innovador, teniendo como prioridad los resultados e impactos de la agricultura en las personas y en el medio ambiente.

El informe hace hincapié repetidamente en la idea de una verdadera sostenibilidad, admitiendo que los sistemas actuales luchan para hacer frente a cuestiones como la fijación de precios justos, las nuevas tecnologías de cultivo y el importante papel que cumplen los pequeños agricultores que aún no están certificados.

Objetivos de Orgánica 3.0

1. Una cultura de la innovación: que tienda a que el ingenio del ser humano se canalice en mejorar los cultivos, en producir productos ecológicos de calidad y competitivos y hacerlo de modo de no dañar el medio ambiente y al mismo tiempo mejorar la salud y la calidad de vida de las personas.

2. La mejora continua hacia las mejores prácticas: la idea es que siempre es posible superar las metodologías, pero ello debe hacerse con el objetivo de una mejora generalizada y nunca en detrimento de ningún sector.

3. Garantizar la transparencia y la integridad: más allá de las certificaciones y la trazabilidad que deben tener todo los productos de origen ecológico, “bio” o natural, debe haber un comportamiento íntegro y honesto en cada paso de la cadena.

4. Incluir los intereses generales de sostenibilidad: que la producción sea sostenible implica que no haya daños medioambientales, que se fomente la eficiencia en el uso de los recursos y la energía, que las infraestructuras y los puestos de trabajo tengan condiciones determinadas y que con ello se logre una reducción de costos, tanto ecológicos, como sociales y económicos.

5. La habilitación integral de las granjas al consumidor final: muchos agricultores no pueden costearse las certificaciones que habilitarían sus productos, pero si se logra una masificación en el consumo, estos costos tenderían a la baja y podrían estar al alcance de muchas más personas.

6. El verdadero valor y el precio justo: se debe hacer entender al consumidor que no es lo mismo el valor de un producto (a nivel nutricional o medioambiental) que su costo. Esto logrará que se consigan precios justos para los productos de origen ecológico.

El informe IFOAM propone que este cambio se oriente a un proceso de reposicionamiento de los productos alimenticios ecológicos. Lo orgánico debe ser mucho más que una simple etiqueta que certifica el origen de una bolsa de zanahorias en una tienda de comestibles.

El movimiento Orgánica 3.0 pretende abordar temas que son inherente a estos procesos pero que a veces resultan difíciles de cuantificar, como son las buenas prácticas laborales, la transparencia de las cadenas de valor, la distorsión de los precios, la equidad de género, las tecnologías apropiadas y las prácticas de gestión ecológicamente racionales.

Las ideas presentadas en el informe están destinadas a inspirar y alimentar el debate sobre el futuro de la agricultura orgánica y serán revisadas y modificadas en función de las propuestas que sean aprobadas por una asamblea virtual de los líderes de los movimientos orgánicos y ecológicos a finales de 2016.

Una reflexión final

Lograr una masificación de los alimentos ecológicos sin dudas podría ser una de las soluciones encaminadas a combatir los graves problemas que nuestro planeta enfrenta en cuestiones de salud, desigualdad en el reparto de alimentos y medioambientales, pero sin dudas, esto no es solo de la incumbencia de quienes apoyan a Orgánica 3.0, sino de todos los habitantes de este maltratado punto azul del cosmos.

FUENTE: http://www.ecoticias.com/

Etiquetas: 
ecología, alimentación